Alquiler coches Canarias

Llamenos Inglés Español
Inicio Mis reservas Quienes somos Oficinas FAQ Flota Afiliados Noticias Contáctenos

 
Alquiler coches Canarias, Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, La Palma, Gomera
En solo 3 pasos alquile su coche con ViveCar...
Recogida de vehículo
 
Fecha:
Hora:
Entrega de vehículo
 
Fecha:
Hora:
 

VIVE LAS ISLAS - LA PALMA

DESCÚBRE LA PALMA

La Palma es la Isla más noroccidental de las Islas Canarias, Isla verde, Isla bonita o Isla de las estrellas son algunos de sus apodos. Su sorprendente entorno natural embelesa al visitante con un paisaje húmedo y fresco, en la vertiente este, acariciado por los vientos alisios, y con un paisaje más cálido en la vertiente oeste; los cambios se producen al cruzar el túnel de la Cumbre.

La antigua isla de San Miguel de La Palma tiene una superficie total de 708.32 kilómetros de extensión y una población de 87.324 habitantes entre sus 14 municipios, siendo el de mayor población Los Llanos de Aridane.

Desde 2002 es Reserva de la Biósfera en su totalidad, por la UNESCO. Lo espectacular de su naturaleza se puede apreciar a lo largo del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente, o en alguno de sus 19 espacios protegidos naturales (35% de superficie total), donde el Roque de los Muchachos, con 2.426 m. de altura resulta asombroso, convertido en uno de los lugares del mundo más destacado para la observación astronómica.

La isla de origen volcánico, emergió del atlántico hace dos millones de años, formando una cordillera central con forma de bastón que recorre la isla de norte a sur. En el sur podremos divisar volcanes, ya que aún cuenta con 6, en perfecta convivencia con el verdor de sus bosques y la abundancia de agua, algo que podemos admirar por los numerosos arroyos que serpentean la zona. Los densos bosques de laurisilva y pinares son los protagonistas de sus laderas; en las cumbres destacan los ejemplares de pinos, retamas y codesares.

El colorido de sus paisajes y la conservación de sus espectaculares parajes naturales convierten a la Isla en un destino que destaca por la tranquilidad y armonía que ofrecen al viajero. Conocer La Palma es descubrir un auténtico paraíso para los amantes de la aventura; un destino con múltiples posibilidades para disfrutar del placer de convivir con la naturaleza y el mar. Costas acantiladas, bosques subtropicales, inusuales paisajes de lava, luminosos bosques de pinos y enormes montañas dibujan la variedad paisajística del entorno de esta isla. El ocio activo supone una práctica muy recomendable en este lugar, senderismo, ciclismo, equitación, vuelo en parapente, submarinismo (que permite la contemplación de los corales negros que cubren los arcos de lava y su multitudinario y ramificado sistema de cuevas, con gran variedad de especies marinas a su alrededor).

¡En La Palma vivirás una experiencia única e inolvidable, que recomendarás y desearás repetir!

NATURALEZA Y ENCLAVE GEOGRAFICO

Los excepcionales valores naturales con los que cuenta la Isla le otorgaron la distinción de Reserva Natural de la Biósfera, por la UNESCO. El paisaje insular es un importante indicador de su calidad de vida ambiental y se constituye como el más relevante recurso natural. La flora y fauna de carácter autóctono y la belleza del entorno natural animan a descubrir cada rincón de una isla asombrosa en toda su extensión. El cuidado del espacio que nos rodea hace que su experiencia en La Palma sea totalmente alternativa, con una propuesta de actividades en pleno contacto con la naturaleza, al aire libre y con la posibilidad de practicar cualquier deporte que se desee.

El 35 % del territorio que configura la Isla está declarado Espacio Protegido:

  • Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.
  • Reserva Natural Integral del Pinar de Garafía.
  • Reserva Natural Especial de Guelguén.
  • Parque Natural de las Nieves.
  • Parque Natural de Cumbre Vieja.
  • Monumento Natural de la Costa de Hiscaguán.
  • Monumento Natural del Barranco del Jorado.
  • Monumento Natural de Idafe.
  • Monumento Natural Volcanes de Aridane.
  • Monumento Natural del Tubo Volcánico de Todoque.
  • Monumento Natural Riscos de la Concepción.
  • Monumento Natural de Montaña de Azufre.
  • Monumento Natural de los Volcanes de Teneguía.
  • Paisaje Protegido del Tablado.
  • Paisaje Protegido del Barranco de las Angustias.
  • Paisaje Protegido de Tamanca.
  • Paisaje protegido de El Remo.
  • Sitio de Interés Científico Barranco del Agua.
  • Sitio de Interés Científico del Juan Mayor.
  • Sitio de interés científico Salinas de Fuencaliente.

La zona de Los Tiles alberga uno de los bosques de laurisilva más importantes del archipiélago canario, un frágil ecosistema heredado de la época terciaria, declarado zona núcleo de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma. Localizado en el municipio de San Andrés y Sauces, conserva un patrimonio natural de excepcional valor, especialmente desde el punto de vista de la flora y la fauna.

El Parque Nacional de La Caldera es un enorme cráter erosivo de unos ocho kilómetros de diámetro y casi veinte de circunferencia. Supone un espacio natural de gran valor desde el punto de vista botánico, geológico y especialmente por la particularidad de su fauna y flora.

La vulcanología de La Palma ofrece áridos terrenos al paisaje isleño como consecuencia de los volcanes en el sur. La situación actual es de desarrollo geológico caracterizado por un crecimiento volcánico muy rápido.

La organización espacial de la evolución de su actividad volcánica permite reconocer dos zonas geomorfológicas bien diferenciadas: el macizo septentrional y la dorsal volcánica meridional. El primero se edificó sobre episodios eruptivos en los que la erosión ha actuado sin interrupción. Su figura con forma de cúpula y la planta elíptica se deben a la interacción de las pautas tectónicas Nordeste-Suroeste, Noroeste- Sureste y Norte-Sur. La dorsal meridional refleja una mayor pervivencia de la actividad eruptiva y acoge todas las erupciones históricas de la isla. Su estructura es más sencilla, pero su geomorfología es más variada al presentar numerosos matices morfológicos debido al estilo de las erupciones. Su disposición rectilínea se debe a que las dorsales siempre se construyen siguiendo la pauta tectónica Norte-Sur, con una espina central caracterizada por una aglomeración de conos volcánicos relativamente jóvenes y bien conservados, a partir de la cual se derraman múltiples coladas de lava muy fluida que han originado la formación de sus laderas con una forma de tejado "a dos aguas".

En los últimos 500 años se han producido siete erupciones en el Volcán de Cumbre Vieja, lo que convierte a la isla de La Palma en una de las zonas volcánicas más activas del mundo, la última erupción fue la del Volcán de Teneguía en el año 1.971 en el municipio de Fuencaliente.

Esto ha creado un auténtico paraíso para los amantes de los volcanes y también para los científicos. En el norte, los viejos flujos de lava de 2 millones de años y la erosión, han creado un paisaje escarpado y salvaje que contrasta con el terreno volcánico del sur, salpicado de un variopinto paisaje de conos y cúpulas donde aún se puede tocar la tierra caliente y donde el olor a azufre lo impregna todo. Los volcanes de Martín (1646), San Antonio (1677), El Charco (1712), San Juan (1949) y Teneguía han creado vastos campos de lava por los que el tiempo pasa sin dejar apenas huella. Sobre este sobrecogedor paraje se han ido instalando lentamente colonias de vegetales, saltamontes, escarabajos y lagartos.

La biodiversidad de la flora de La Palma se debe a su aislamiento geográfico y a sus numerosos microclimas. Cuando la isla emergió del océano, hace unos dos millones de años, muchas especies mediterráneas, del norte de África y de las islas canarias más antiguas colonizaron el nuevo territorio, donde evolucionaron hasta convertirse en especies diferentes de las originales, contando en su totalidad con unas 1.081 especies diferentes.

Las Islas Canarias, junto al archipiélago de Las Azores, Madeira, Cabo Verde e Islas Salvajes, constituye una unidad biogeográfica, la Macaronesia, donde impera la vegetación relíctica de la laurisilva. Su situación geográfica, la influencia del Atlántico y de los vientos alisios, les confieren un clima subtropical de tipo mediterráneo. Además, dependiendo de la orografía y la situación existen diferentes zonas climáticas. Todo ello contribuye a la proliferación de gran diversidad de especies animales, especialmente de invertebrados, con algunos endemismos insulares, las especies de vertebrados son menos numerosas.

CLIMA

La Palma, por su situación, perteneciente a la Macaronesia cuenta con un clima subtropical de tipo mediterráneo. El clima macaronésico viene determinado por los vientos dominantes (alisios), las corrientes oceánicas (corriente de Canarias) es un clima templado durante todo el año, a pesar de su distancia acortada con el Sol, los vientos alisios refrescan las costas lo que contribuye a la moderación de sus temperaturas durante todo el año. Estas características convierten la zona en un lugar ideal para el disfrute de las actividades de ocio al aire libre, y junto a la belleza de sus paisajes convierten La Palma en el destino idóneo para pasar las vacaciones.

HISTORIA

Los primeros habitantes de la Isla fueron los benahoaristas, auritas o awaras. Los primeros textos de La Palma datan de la Baja Edad Media, XIV, XV, con una población en torno a los 4.000 habitantes en aquel momento. Estos aborígenes vivían del pastoreo de cabras, ovejas y cerdos y recolectaban frutos y raíces con los que elaboraban una especie de harina a la que llamaban "gofio".

La población provenía de las tribus bereberes del noroeste africano, y destaca su altura, 1.70 para los hombres y 1.65 para las mujeres. Otra característica destacada por historiadores es el carácter belicoso de sus pobladores, la fuerza y agresividad de las mujeres de la zona. En aquel momento aparecen mapas con subdivisión del territorio en 12 cantones o zonas, correspondientes a los distintos señoríos de la Isla.

A partir del siglo XVI, la colonización de La Palma ofrece a los nuevos pobladores posibilidades de progreso económico: tierras de cultivo, entrada en el circuito comercial entre América y Europa y el abastecimiento de manufacturas a las islas. Junto a los pobladores españoles llegarán portugueses, genoveses, franceses y flamencos, que se mezclarán con los indígenas que quedaron tras la conquista. Se dedicarán principalmente a la agricultura, que va a girar en torno a la producción y comercio de monocultivos de exportación, beneficiados del clima canario y cuyo control generará grandes fortunas.

En el siglo XVI recibió La Palma, tras Amberes y Sevilla, el privilegio del comercio con América. El puerto de Santa Cruz de La Palma se convirtió enseguida en uno de los puertos más importantes del Imperio español. Esta nueva fuente de riqueza atrajo a su vez a los piratas que atacaban la isla para apropiarse de los tesoros llegados de las Indias.

Sin la amenaza pirata, la vida en La Palma prosiguió su rumbo de forma tranquila. De cada crisis económica sufrida, se levantaba la isla, no por poseer riquezas minerales sino por la fertilidad de su tierra. Tras el cultivo de la caña de azúcar y de la vid, se pasó a la producción de miel, tabaco y seda.[] Desde principios del siglo XVI había comenzado la plantación de moreras, convirtiéndose La Palma en un foco de producción de seda.

En esta vorágine económica, el pueblo llano no se beneficiaba en absoluto del bienestar vivido en ese momento.

La Guerra Civil no se llevó a cabo en Islas Canarias, pero si se sufrieron sus consecuencias. La pobreza que azotó a la península durante la postguerra también se vivió en La Palma.

Actualmente se cultivan en la isla unas tres mil hectáreas de plátanos, siendo la segunda isla de Canarias donde más se cultiva (tras Tenerife), además existen plantaciones de cítricos, aguacates, verduras, papas y uvas (destinadas a la elaboración de vino). El traslado del agua de las cumbres a las huertas se hace a través de una red de galerías filtrantes y canales. La ganadería es principalmente caprina, destinada a la obtención de leche y la elaboración de quesos. Una creciente fuente de ingresos es el turismo, que se concentra en las zonas de Los Cancajos y Puerto Naos.

Con una oferta de 7500 camas, en La Palma no se puede hablar de turismo de masas más bien todo lo contrario, es un destino tranquilo con reducido número de visitantes. Existen pocos hoteles grandes, puesto que normalmente los turistas alquilan apartamentos o casas. Los alemanes conforman el 80% de los visitantes de la isla.

GASTRONOMÍA

La cocina de la Isla Bonita se ha basado siempre en dos pilares fundamentales: la caña de azúcar y los vinos. La gastronomía de esta isla destaca por ser una de las más elaboradas del archipiélago, especialmente en lo que se refiere a sus postres, presentes en la mayoría de las islas, y a los mojos.

Los platos con mayor reconocimiento de La Palma son los gofios, pescados y carnes. Una de sus especialidades es el mojo colorado, ideal para acompañar los asados de cerdo, guisos de pescado y las famosas “papas”.

Especial atención requiere el queso, Palmero, de leche de cabra, madurado y ahumado que tiene denominación de origen. Se trata de un queso de pasta prensada elaborado con leche cruda como base y entera de cabra (en ocasiones mezcladas con leche de oveja) de la raza autóctona Palmera.

El último placer gastronómico a disfrutar durante la comida en La Palma es la repostería, siendo la repostería de La Palma la más amplia de todas las Islas Canarias. Podremos degustar las rapaduras, el marquesote, pan de almendras, rosquillas, truchas de batata, dulces de tunos, dulces de higos frescos, pudun de duraznos, almendrados, bienmesabe, huevos espirituales, … En la mayor parte de las fiestas, no falta el arrope, elaborado con un cuidado especial que lo vuelve de un dulzor inusual.

Los caldos de la Isla están adscritos a una denominación de origen del mismo nombre: La Palma. Excelentes vinos que dan suculencia y acompañamiento a sus innumerables manjares.

GENTES Y COSTUMBRES

En la isla de La Palma las costumbres de los palmeros están altamente arraigadas en sus ancestrales tradiciones. Costumbres férreas, forjadas por siglos de historia, por hábitos aprendidos por los más jóvenes y trasmitidos por los ciudadanos mayores con más experiencia.

En la Isla Bonita, su gente se deja llevar por el ritmo lento de la convivencia cercana de sus paisanos, y la visita esporádica de sus visitantes. Se hace notar la bondad de su clima, la luz de sus horizontes, que transmiten el carácter de un lugar cálido, en el que disfrutar de la amabilidad de los que te rodean.

El clima permite disfrutar durante todo el año de las actividades de ocio al aire libre y por tanto de su naturaleza, envidiable entorno natural en el que el paisaje dibuja una vista de belleza incalculable, de diversas formas y colores.

La alegría de los palmeros se puede admirar en sus festejos, sus cantes populares, su música, y una forma muy peculiar de vivir el día a día en su propio paraíso.

Entre sus tradiciones más arraigadas destacan: (la Lucha Canaria, el Arrastre de Ganado, el Juego del Palo, el Riego del Calabazo o el Salto del Pastor).

CULTURA

Tierras legendarias y de tradiciones, en la Isla conviven dos estilos arquitectónicos diferentes: La arquitectura rural, edificios relacionados con la vida agrícola de los palmeros (viviendas, lagar, bodega, graneros, eras, molinos, pajeros y aljibes); por otra parte podemos encontrar la arquitectura urbana influenciada por el exterior, con clara influencias de estilo colonial. El espíritu creativo de la sociedad de La Palma ha configurado una manera de vivir muy vinculada a las artes y al conocimiento universal.

La huella aborigen permanece en La Palma por el enorme respeto de sus paisanos, así lo reflejan los yacimientos arqueológicos repartidos por toda la isla; más de 200 estaciones rupestres, interesante manifestación prehistórica.

Con una amplia representación de fiestas populares y una variada y reconocida oferta artesanal con fama internacional en elaboración de productos como (los puros, la seda o los bordados) con elaboración totalmente artesanal que ofrece al resultado del producto un distintivo de exclusividad único.

Las fiestas más importantes de La Palma son: La Navidad, en la que los acontecimientos de mayor relevancia son el nacimiento costumbrista de San Andrés y el Auto de Reyes Magos en Garafía.

El Carnaval de Santa Cruz de La Palma comienza el miércoles anterior al Miércoles de Ceniza hasta la madrugada del sábado – domingo siguientes, es la fiesta del disfraz y el color en la que no faltan los desfiles de disfraces, las verbenas en las calles y los bailes nocturnos.

La Semana Santa se festeja con mayor auge en Tijarafe y San Andrés y Sauces.

Entre los meses de mayo y junio, cada año se celebra en la Villa de Mazo el Corpus Christi, acontecimiento festivo que combina el fervor religioso y la expresión artística y artesanal de sus vecinos.

En la víspera del 3 de mayo se celebra la Santa Cruz, cientos de cruces decoran los caminos y coronan algunas montañas por toda la isla, decoradas con papel, tela, flores y velas a sus pies.

En Garafía se celebra la fiesta de San Antonio del Monte, feria de ganado que se celebra desde 1.925 el sábado más próximo al día 13 de junio. Las procesiones que recorren las calles de Garafía son San Antonio de Padua y San Isidro.

Cada cinco años se vive la Fiesta de la Bajada de la Virgen de las Nieves en Santa Cruz de La Palma, patrona de la Isla. Los romeros bajan el último domingo de junio, ataviados con sus trajes típicos desde el Real Santuario Insular por el camino del Planto hasta la Iglesia del Salvador.

En el margen derecho de barranco del Pilón de Barlovento se celebra cada tres años, en el mes de agosto, la representación de la Batalla de Lepanto, Festividad de Barlovento, en honor a la Virgen del Rosario. Desde media tarde, en el castillo musulmán ondea la bandera roja con su media luna, mientras la tropa turca presta guardia a esta fortaleza hecha de palos de monte y papel pintado.

En el supuesto mar, se ven avanzar, de repente, las velas blancas de un barco cristiano capitaneado por don Juan de Austria. Posteriormente, se produce un diálogo o parlamento entre el castillo y la nave que culmina cuando desde la fortaleza se dice: "Si es verdad ese presente / que ahí traéis a María / saluda tu artillería / y desembarca tu gente", respondiéndose desde el barco: "Saluda tu artillería / nosotros también los haremos / y entonces todos gritemos / ¡Viva la Virgen María!".

Por la popa del barco cristiano aparecen varios navíos y lanchones de velas negras en los que ondea la enseña musulmana, escuchándose gritos de "¡Viva Turquía!" que son respondidos con un "¡Viva la Virgen María!" desde el barco de don Juan de Austria. La batalla naval es inevitable, y el abordaje de la marinería cristiana acaba con la flota musulmana del imperio otomano. Sólo queda la toma del castillo, defendido por los moros. Las explosiones de artillería continúan aderezadas ahora con la lucha cuerpo a cuerpo, la toma de prisioneros y, finalmente, el izado de la bandera española a los sones del himno nacional.

Los musulmanes, maltrechos, con heridas simuladas, descalzos, cojeando y encadenado su jefe Alí Baja, son llevados prisioneros a la iglesia. A la puerta del templo aguarda la imagen de la Virgen a quien, sobre el barco cristiano que cierra el desfile, se le canta una loa. Después, entran todos en la iglesia, donde los musulmanes se convierten tácitamente al catolicismo, para más tarde salir, ahora ya sin cadenas, acompañando junto a los otrora enemigos a la Virgen del Rosario en procesión.

El día 8 de septiembre tienen lugar en Tijarafe las Fiestas del Diablo, se celebra con una verbena en la Plaza de la Candelaria, junto a la iglesia. El diablo aparece sigilosamente en el lugar, bailado por un tijarafero al son de la música de la orquesta desprende fuego y colores con cada movimiento hasta que se quema su cabeza, símbolo de que el bien ha triunfado sobre el mal.

El último domingo de agosto de todos los años pares en Fuencaliente se disfruta de la fiesta de Caballos Fuscos. En la puerta de la verbena se escuchan los relinchos mientras suena el ritmo inconfundible de la Polka de los Caballos.

A finales de septiembre se celebra San Miguel, con el baile de caballos fufos al ritmo de la canción “Vuela, vuela, palomita”.

Los museos que podemos visitar en la Isla Bonita son los siguientes:

  • Museo de la Seda y del Patrimonio Cultural. (El Paso)
  • Casa Museo del Vino de La Palma. (El Paso)
  • Museo Ramón Rodríguez Martín. (Garafía)
  • Museo Etnográfico Casa Luján. (Puntallana)
  • Museo Sacro de la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios. (Los Llanos de Aridane)
  • Museo Arqueológico Benahorita. (Los Llanos de Aridane)
  • Museo Casa Roja. (Mazo)
  • Museo Insular de la Palma. (Santa Cruz de la Palma)
  • Museo Molino el Regente. (San Andrés y Sauces)
  • Museo Contemporáneo. (Santa Cruz de la Palma)
  • Museo Naval. (Santa Cruz de la Palma)
  • Museo del Plátano. (Tazacorte)
  • Museo Etnográfico Casa del Maestro. (Tijarafe)

Para las Compras, se puede disfrutar de distintos tipos de establecimientos en la Isla, las zonas comerciales más concurridas de tiendas, en el casco histórico de los principales núcleos urbanos, dónde se pueden adquirir productos artesanales de denominación de origen como vinos, quesos, repostería, mieles, mojos,… artesanías como la seda, barro y cerámica, tabaco, bordados, cestería, madera, metal, cuero y otros textiles.

DEPORTES

SENDERISMO

Famosa por su naturaleza, Clima y Diversidad Geográfica y Geológica la Isla de la Palma cuenta con una amplia red de senderos. La Palma es un auténtico paraíso para los caminantes que invita a conocer parajes insólitos, de inusitada belleza, decorados con exuberante vegetación, el atractivo de los colores de sus flores, la intensidad de su luz, todo un paraíso dónde disfrutar de placenteros recorridos caminando o del tracking más exigente de los picos de Bejenado y Birigoyo, sin olvidar los senderos de los nacientes de Marcos y Cordero y de la Caldera de Taburiente, dónde el capricho del agua define el esplendor del entorno.

La Palma, la isla de los senderistas. La Red de Senderos de La Palma recorre todo el territorio insular aprovechando los caminos tradicionales utilizados durante siglos por los habitantes de esta isla. En La Palma el senderista encontrará una enorme variedad de climas, relieves y paisajes, tanto naturales como culturales: desde la cálida franja costera, hasta las altas cumbres que sobrepasan ampliamente los 2.000 metros de altura, pasando por las zonas de cultivos de medianías, los bosques de pinares, los paisajes volcánicos y las frondosas masas de laurisilva.

Este espectacular medio natural, puede ser recorrido mediante esta Red de Senderos, que consiste en 1 sendero europeo E7, 2 GR, 38 PR y 24 SL, con 1.000 kilómetros balizados y señalizados durante todo el recorrido.

SUBMARINISMO

Los fondos marinos de La Palma son todo un paraíso por descubrir, debido a la juventud de su existencia, desde la última erupción volcánica en 1971, siendo por tanto el fondo marino más joven de España.

Fondos volcánicos, abruptos y profundos, con alta presencia de grietas, cuevas y variles, algunas de ellas protegidas por su valor y singularidad. Cuenta con amplias zonas arenosas y fondos mixtos. Sus aguas tropicales son sorprendentes para bucear con independencia del nivel con el que se cuente.

Las erupciones volcánicas son las causantes de sus fascinantes arcos, torres y cuevas. El amplio colorido de su fondo consecuencia de su fauna: viejas, cabrillas, morenas, sargos, gallos, salemas, meros, abades,… De entre ellos, el tamboril espinoso, protegido por el Catálogo Canario de Especies Amenazadas, desempeña un papel fundamental en el control de los blanquizales marinos. En la zona de luz abundan especies de flora como las algas rojas y las algas pardas y, sobre éstas, numerosos invertebrados que sirven de alimento a peces y otros animales bentónicos.

Las zonas de buceo son: En el Valle de Aridane (La Bombilla, El Laberinto, Las Georginas, Santa Úrsula y Arcos del Charco Verde); en Los Cancajos (Los Cancajos); en Fuencaliente (Punta Larga, Torre de Malpique y Playa de Las Cabras); en Barlovento (La Fajana); en San Andrés y Sauces (Puerto Espíndola y Charco Azul) y en Puntallana (Bajón de Puntallana y Puerto Trigo).

PARAPENTE

Isla Bonita es un destino de referencia para volar en parapente. Las condiciones climáticas, su orografía unida a las instalaciones con las que cuenta, permiten el vuelo libre durante al menos 330 días al año. La proximidad entre los distintos puntos destinados al vuelo permite visitar todas las zonas en un solo día.

El régimen de alisios habitual de las capas climáticas inferiores, generalmente hasta los 1.200 m. sobre el nivel del mar, permite realizar vuelos suaves junto al mar y aprovechar las corrientes térmicas en las montañas. La capa superior, normalmente estable por la influencia del anticiclón de las Azores, ofrece magníficas condiciones de visibilidad y constancia en los vientos que permiten disfrutar del vuelo de montaña sin los riesgos inherentes asociados a estas alturas en otras zonas de vuelo.

NAUTICA

La práctica de deportes náuticos en las costas de La Palma, gracias a su clima tropical con una temperatura media anual de 19 grados ofrece durante todo el año inmejorables condiciones para esta actividad.

La Isla cuenta con las modernas instalaciones de los puertos deportivos de Santa Cruz de La Palma y Tazacorte, con una amplia oferta de embarcaciones para disfrutar de una jornada de pesca de altura o bien de una excursión por el litoral, en la que podremos divisar delfines, tortugas y ballenas.

La isla se encuentra inmersa en un proyecto de ámbito nacional por el que los pescadores podrán próximamente llevar a turistas a bordo de sus embarcaciones para observar cómo se desarrolla el arte de la pesca y conocer de primera mano una tradición que forma parte de su acerbo cultural. El Club de Pesca El Jurel cuenta con una escuela para todo el que quiera conocer el mundo de la pesca.

Las especies más abundantes en un día de pesca son el pejeverde, el lorito, el sargo, peces ballesta, peces globo, bogas, jureles, negrotes, bocinegros, besugos, viejas, cabrillas, samas, congrios, morenas... En La Palma tiene lugar, además, el Open Mundial de Pesca Deportiva Surf Casting.

Del mismo modo, la isla tiene también óptimas condiciones de viento para navegar a vela y los clubes de la isla organizan frecuentemente cursos y participan en regatas, tanto de cruceros como de vela ligera, en clase Optimist y 470, así como se disputan dos campeonatos anuales: uno en la modalidad de Cruceros, entre los meses de julio y octubre, y otro de clase Optimist, entre los meses de julio y septiembre.

Las excursiones marítimas que se pueden disfrutar en la isla son las siguientes: Ruta Norte en las que se visita la Cueva Bonita, gruta volcánica para luego adentrarnos en la Cueva Candelaria, antaño refugio de piratas y guanches. El Safari a los delfines y ballenas, visión submarina de cetáceos, tortugas y peces voladores.

MOUNTAIN-BIKE

Para los amantes de esta disciplina deportiva pedalear entre llanuras volcánicas se convertirá en un auténtico placer. Se suceden a lo largo de su paisaje las pistas forestales y senderos.

Amplio número de clubes le ofrecerán desde el material de iniciación hasta las monturas más sofisticadas para la práctica de este deporte. Como sugerencia le proponemos cuatro rutas, publicadas en www.tourlapalma.com:

Ruta 1: Área Recreativa del Refugio del Pilar - Llano la Mosca - Roque Niquiomo - Refugio del Pilar. Sencilla ruta circular que discurre por la vertiente oriental de Cumbre Vieja. La influencia directa de los vientos alisios sobre esta zona permite disfrutar de una vegetación diversa: fayal-brezal, pinar y algunos codesares. Desde el Roque Niquiomo, a cuya cumbre se puede llegar pero sin bici, se ve una estupenda panorámica. Duración aproximada: 1 h.

Ruta 2: Briestas - Las Cruces - La Mata-Hoya Grande - Briestas. Esta ruta transcurre por las medianías de Garafía, en el norte. Es dura, con constantes subidas y bajadas, aunque agradable, pues sólo en algunas ocasiones se pierde la sombra de los árboles.

El paisaje combina caseríos aislados, monteverde y pinar. No encontraremos ningún núcleo urbano. Duración aproximada: 4 h.

Ruta 3: Refudio del Pilar - Fuente de los Roques - Refugio del Pilar. Esta ruta es la equivalente sobre dos ruedas de la Ruta de los Volcanes. La diferencia es que se regresa por la parte oriental de la isla. Veremos las cimas volcánicas El Cabrito, Las Deseadas y Nambroque y, pegada a la costa, la Montaña del Azufre. Toda la ruta discurre por pista prácticamente sin asfaltar. Duración aproximada: 6 h.

Ruta 4: Roque Faro - Briestas - Hoya Grande - El Jesús - El Time - Los Llanos de Aridane. Esta es una r uta de gran recorrido que traza un enorme arco entre pistas y asfalto por toda la vertiente occidental de La Palma, a través de los municipios de Garafía, Puntagorda, Tijarafe, Tazacorte y Los Llanos de Aridane. En algunos tramos hay un fuerte desnivel: una de las cuestas que subiremos se llama Mataburros, por lo que para afrontarla hay que tener una sólida forma física. Duración aproximada: todo el día.

ESPELEOLOGÍA

La Isla de La Palma es un escenario perfecto para la práctica de espeleología y vulcanoespeleología. Miles de aficionados visitan la isla atraídos por la belleza de sus entrañas. El principal complejo de cuevas se encuentra en Villa de Mazo, en el Saltao de Tigalete, en la vertiente este, con una amplia presencia de tubos volcánicos. No obstante, la cueva que arroja una mayor actividad es la cueva de Todoque que, por su configuración, su fauna y longitud, se ha convertido en la cueva preferida tanto por aficionados como por los profesionales que se adentran en el conocimiento de las cavidades subterráneas.

Las cuevas que podremos recorrer son: la cueva de Todoque, la cueva Benisahare, la cueva del Perdido y el salto de Tigalate.

ESCALADA

Se recomienda para aquellos escaladores que desconozcan las condiciones del terreno que se asesores por empresas especializadas en escalada de la zona, con conocimientos en profundidad de la orografía, flora y fauna de las zonas a escalar. Las zonas más importantes que permiten practicar la escalada en la isla son: el barranco de La Madera, junto a la ermita de las nieves en Santa Cruz de La Palma (dificultad IV A 7b+) y las Agujas del Volcán Tajuya, en el municipio del El Paso (dificultad IVa 7a) son los puntos mejor preparados y más hermosos para llevar a cabo esta práctica deportiva. Ambos puntos ofrecen equipamiento básico para la escalada y unas setenta vías el primero y unas trece el segundo.

BARRANQUISMO

En la Isla se pueden realizar con unas excelentes condiciones de seguridad excursiones de barranquismo. La isla cuenta con un entorno envidiable para ello: en los Barrancos Marcos y Corderos, en el corazón de la Reserva Mundial de la Biosfera, el Barranco de Las Grajas, el Barranco de Facundo, en el norte de la Isla, con saltos de agua por encima del centenar de metros, son tres buenos ejemplos para la práctica de este deporte.

OCIO

La oferta de ocio en la Isla es muy amplia, con posibilidad de disfrutar actividades culturales de todo tipo: cine, danza, teatro, espectáculos, conciertos y galerías de arte. Las actividades deportivas, en la que profundizamos en la sección anterior suponen una alternativa muy divertida en la zona, con gran diversidad de disciplinas disponibles. Las actividades de riesgo y aventura se posibilitan gracias a la situación geográfica de La Palma, ofreciendo el disfrute de la naturaleza y actividades al aire libre.

PLAYAS

Las playas de la Palma están consideradas como las más importantes de las Islas Canarias, poseen increíbles paisajes vírgenes con arena negra volcánica y aguas cristalinas.

Las playas más importantes de la isla por longitud son las de Puerto de Naos y Charco Verde, en Los Llanos de Aridane; Los Guirres, o El Volcán, en Tazacorte; la Zamora, en Fuencaliente; Los Cancajos, en Breña Baja, y Nogales, en Puntallana.

Desde la costa hasta los 200 m de altura, la temperatura apenas sufre variaciones a lo largo del año y se mantiene constante a una media de 20 grados, resultando muy agradable tanto en invierno como en verano. Isla Bonita disfrutará de la tranquilidad y el sosiego y darse un baño en el mar azul del Atlántico se convertirá en uno de los momentos más placenteros de sus vacaciones. Conviene tener muy presente que el sol brilla en La Palma casi todo el año, lo que hace de ella un destino diferenciado donde tomar el sol y descansar en cualquiera de sus playas supone descubrir un fascinante destino con una extraordinaria identidad propia llena de contrastes.

Compartir:

Afialiate Enlaces de Interés Boletin Vivecar Login FAQ Vive las Islas
 

Afiliate - Login - Enlaces de interés - Preguntas frecuentes - Boletín Vivecar - Vive las islas - ¿Por qué reservas con nosotros? - Ofertas

Vivecar cuenta con un amplio abanico de servicios en las Islas Canarias , contamos una red de oficinas distribuidas por los puntos mas interesantes de las Islas Canarias como Fuerteventura (Aeropuerto Fuerteventura, Corralejo, Caleta de Fuste, Costa Calma, Jandía), Lanzarote (Aeropuerto Lanzarote, Puerto del Carmen, Playa Blanca, Costa Teguise), La Palma (Aeropuerto de La Palma), Tenerife (Aeropuerto Reina Sofía, Aeropuerto de los Rodeos, Santa Cruz, Puerto de la Cruz, Playa de las Américas, Los Gigantes ), Gran Canaria (Aeropuerto Gran Canaria, Playa del Inglés, Las Palmas, Puerto Rico, Meloneras), Gomera (San Sebastián de la Gomera).

Vivecar es una empresa con experiencia en el mercado del alquiler de coches sin conductor, aportamos todos los servicios que necesita para que si estancia en las isla sea lo mas grata posible. Alquilar su coche con Vivecar es un acierto seguro para usted y los suyos. Confíe y Alquile con Vivecar.

Estamos en todos los aeropuertos, y principales zonas de interés turístico de Canarias. Alquile su coche con Vivecar y saldrá sobre ruedas.

Directorio de Alquiler de coches en Canarias
Pago seguro a través de la Caixa
LOPD Vivecar cumple con la LOPD

Nuestras aseguradoras Allianz Seguros Liberty Seguros Mutua Tinerfeña Mutua Madrileña Alquiler coches aeropuerto Canarias

© 2010 Vivecar.com. Todos los derechos reservados.